parallax background

Y NOSOTROS… ¿SEREMOS UNA AGENCIA CON EFECTO WOW?

Nos lo preguntábamos esta mañana. Como otras tantas (básicamente todas de lunes a viernes) comenzamos el día, entre “tengo que hacer esto” “me han pedido tal campaña” “hay que organizar este evento” y como no, comentando la actualidad. Hoy nos ha tocado la política (de la más cercana con el cambio de alcaldesa en la capital cántabra a la más internacional) y en eso estábamos – café, agenda y boli en mano- cuando alguien del grupo ha dicho en alto “Wow ha salido Trump”. Un Wow de sorpresa, de “ey que ha pasado algo diferente y sorprendente”. Y así como por arte de magia – o más bien espíritu de creativos – hemos pasado a hablar del Efecto Wow. ¿lo tendremos?

 

No hace mucho leíamos el libro “Efecto Wow” que explora cómo crear un efecto Wow que sorprenda al cliente a través de las emociones y la experiencia. Una experiencia no dejada al azar sino diseñada específicamente para ser vivida de una determinada manera. La clave está en hacer vivir experiencias.

 

Será porque nos encontramos inmersos en crear una de esas experiencias. Cabe mencionar en este punto que desde Alpe Creativa creamos todos los años la fiesta navideña del grupo empresarial Pitma (si aún no has oído hablar de ella, seguro que en algún momento lo harás. No es por presumir pero todos tenemos un primo, del amigo, del hermano de un vecino que una vez estuvo en ella). La cosa es que estamos en eso de crear un evento diseñado para vivir la experiencia. Y que pretendemos que no pase desapercibido por quienes participen en él. Queremos que sea ese evento del que hablas (sí, al vecino que se lo cuenta a su hermano, que será el que se lo diga al amigo de tu primo). Queremos que sea un evento que provoque el Efecto Wow.

 

Este efecto requiere:

  • Emotividad
  • Originalidad
  • Factor sorpresa y sensorial
  • Memorabilidad (¿quién no quiere que le recuerden?)

 

La técnica no es que sea nada de lo que no hayas oído hablar antes, pero sí es efectiva:

  • Analizamos la experiencia actual
  • Estudiamos diferentes escenarios posibles (cómo será el momento de contacto con el cliente, cómo se sentirá cuando vea lo que le hemos preparado…)
  • Desarrollamos ideas creativas que modifiquen la experiencia y creamos una historia: el evento.
  • Hacemos un piloto (en este caso testamos la historia entre los más cercanos. Comprobamos con orgullo las partes que gustan y por qué no decirlo, con decepción las que no…). Pero ajustamos y probamos hasta conseguirlo.
  • Y que a quien se la contemos tenga el efecto Wow.

 

Todo esto no deja de ser un escenario (el evento) para el que queremos y buscamos crear el efecto. Si lo piensas, como agencia, esto está en nuestro ADN. Cada día buscamos cómo hacer que la experiencia (de venta, servicio, disfrute, compra…) de nuestro cliente conlleve un “Wow”.

 

Ya sentimos decirte que esta vez no podemos saber aún si lo hemos conseguido (básicamente porque la fiesta aún no se ha celebrado). Tendremos que esperar a diciembre. Y ya te adelantamos que si no, nuestro deseo para los Reyes será que nos traiga el ansiado efecto Wow.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + cinco =