parallax background

EL MOMENTO INFLUENCER

 

 

Es la era de los ‘Youtubers’ e ‘Instagramers’. La era de los bloggers. La de los influencers.

No sabemos hasta cuando ni exactamente desde cuando, pero sin duda, las plataformas sociales han modificado la forma en la que consumimos contenidos, somos aconsejados e influenciados. Estos medios sirven de escaparate tanto para nuevos ídolos (gamers o fashion bloggers) como de los famosos de siempre (futbolistas, músicos, modelos, actores y actrices…). Una oportunidad que las marcas (con más o menos acierto) han sido capaces de ver, aprovechar y en ocasiones sobre-explotar. Un nuevo canal, más accesible, más efectivo, más directo y hasta no hace mucho, infinitamente más barato (ahora los nuevo ídolos ya se han aprendido la lección y cuentan con un caché que va incrementándose acorde a su número de fans).  Porque, admitámoslo, no es lo mismo ver un spot que vende zapatillas deportivas, que ver a nuestro músico preferido en Instagram posando con ellas (y encima de forma MUY molona).

Descuentos en ropa (‘chicas, ¡esta semana un 20% en la moda verano!’), recomendaciones de hoteles (‘si vais a esta ciudad, no dudéis en visitar…’), tendencias de moda (foto con el texto: ‘nuevas deportivas de la marca’), consejos gamers… existen todo tipo de cuentas y temas, con diferentes públicos. ¿Qué mejor que te hablen sobre lo que te interesa, cómo y cuando te interesa? ¿y si además te lo dice alguien que te interesa? En una época en la que la gente ya no se fía de las marcas ni quiere escuchar lo que dicen, los influencers -al tratarse de personas admiradas y escuchadas- abren una nueva vía para conectar con el público preferente.

En definitiva, los influencers son (como su propio nombre indica) alguien con capacidad de influenciar con sus publicaciones a un público determinado… y el momento adecuado. Sin embargo, también existe la posibilidad de que, con el tiempo, pierdan la credibilidad o acaben dañando la imagen de marca en vez de mejorarla. Sólo el tiempo dirá como evoluciona este ‘boom’ actual pero mientras, sería un error para las marcas no intentar ‘colocar sus colores corporativos’ a ese personaje favorito de sus públicios (CONSEJO: no te fijes sólo en la cantidad de seguidores del influencer; su credibilidad, nivel de conocimiento y vínculo con su audiencia, van a determinar la relación con tu marca).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies